miércoles, 7 de marzo de 2012

VAPOR "MARIA" (Maria Tres Palos)


Vapor carbonero “MARIA” (María, tres palos)
El Maria fondeado en Santander

Quizá alguien recuerde a “María, Matricula de Bilbao” una película del año 1.960, dirigida por Ladislao Vadja e interpretada por Alberto Closas en el papel de Capitán y rodada a bordo del Buque “Beniel” rebautizado para la ocasión como “María”.

Basada, la película, en una novela de Sanchez-Silva y Luis de Diego, “Luiso”, que con ilustraciones de Lorenzo Goñi y editada por la Delegación Nacional de Juventudes en Editorial Doncel, era el texto de la asignatura Formación del Espíritu Nacional (FEN, política, que llamábamos nosotros) para los que estudiamos 3º de bachiller por el año sesenta del pasado siglo, y por cierto, creo que fue el único texto de esa asignatura, que leyó íntegro la mayoría de los alumnos en todo el bachillerato, porque no se parecía en nada a todo aquel adoctrinamiento grandilocuente, que era habitual en los textos de esta asignatura, por lo demás,considerada una maría por casi todos; eran un verdadero coñazo.
Atracado en Bilbao


Pero, ni la novela ni la película, tienen nada que ver con el auténtico “María”, un vapor construido con el nombre de “Robin” (Petirrojo) por Orchad House Yard de Blackwall (Támesis) para R.Thomson en 1890, con las siguientes características
Eslora: 43,50 mts.
Manga:   6,98 “
Puntal:    3,58 “
TRB: 365,58 T
Propulsado por una máquina alternativa de triple expansión de 152 caballos, que le proporcionaba una velocidad de 9 nudos con un consumo de 5 Tm de carbón por singladura.

Los tripulantes sobre la toldilla


Era un clásico carbonero inglés, con dos bodegas y tres mástiles que le permitirían ser aparejado como velero. Llevaba una dotación de 12 tripulantes.


En el año 1900 fue adquirido por Hnos. Blanco de Llanes (Asturias) que lo rebautizaron con el nombre de “María” y lo matricularon en Bilbao. Con este nombre y bandera española, navegaría durante 74 años.
En 1.913 lo compró la naviera Santanderina Perez y Cia, compañía para la que navegó durante 51 años.

Maria, matrícula de Bilbao

Durante la 1ª Guerra mundial, hizo tráficos a Francia y durante la Guerra Civil estuvo amarrado en el puerto de Avilés, sobreviviendo intacto a ambas contiendas.
En 1.965 fue adquirido por la naviera bilbaína Sota Poveda S.A. y con ella navegó hasta 1.974.
En 1.966, fue sometido a una reparación y se cambió su consumo de carbón adaptando su caldera para el consumo de Fuel Oil.



Ya como Robin , de regreso a Londres

El “María” navegó incansable por el Cantábrico, distribuyendo fundamentalmente carbón entre Gijón, Avilés, Santander, Bilbao, Pasajes y otros puertos, llegando incluso hasta Corcubión, Noya y Vigo.

En el Cantábrico, por donde tantos años paseó su airosa silueta, se le conocía como “María tres palos”
En su muelle de Londres


En 1.974, su destino era el desguace, pero enterados en la Sociedad Maritime Trust Corporation Ltd., una organización sin ánimo de lucro, con la finalidad de restaurar, conservar, exhibir y mantener buques británicos, le compra a peso de chatarra y lo lleva a Inglaterra, concretamente al astillero de reparaciones navales de Doust, en la entrada del río Medway, cerca de Rochester.
El 15 de Junio de 1.979, el “María” ya nuevamente “Robin” y otra vez con pabellón británico llega por sus medios, a una velocidad de 7,3 nudos, a St.Katherine Dock, muy cerca del puente de la Torre de Londres, en una pequeña dársena a los pies del gigantesco Canary Warf, quedando amarrado en el West Indian Quay, sirviendo de museo y prototipo de costero carbonero ingés de la navegación a vapor.


Interior convertido en museo
Con sus 119 años, sigue siendo el mercante mas antiguo del mundo.

La conservación de un barco de este tipo es muy dificial y tras diversos avatares y un cierto abandono, actualmente está gestionado por la SS Robin Trust, que lo utiliza como galería fotográfica documental, y lo alquila para diversos actos, y se ocupa de su conservación.
También en 1.974, otra reliquia, el Utamboni, un maderero, con 70 años a sus espaldas, salía también de Avilés rumbo a su desguace en Santander.

De “La Voz de Avilés” de 1 de junio de 1999, que recordaba la salida del “María” años antes, reseñamos el siguiente párrafo: “España, país casi insular con fachada a dos mares y a un océano, poco quiere saber del mar y de sus gentes y de su historia”.


Al contrario de los británicos, siempre de cara a la mar, y que de forma casi obsesiva lo conservan todo, nosotros, los españoles, vivimos de espaldas a ella y no conservamos casi nada.
Datos y fotos obtenidos de MONSACRO. Net (Revista del patrimonio Industrial) de Modelismo Naval.com. La voz de Avilés, La revista Ensidesa y de la Web.






2 comentarios:

  1. Great blog with some extra detail that the SS Robin Trust appear not to know - this is a report I did after visiting her a few years ago
    https://docklockandriver.wordpress.com/2014/08/27/ss-robin-uk-national-historic-ship/

    ResponderEliminar
  2. "Luiso" fue el germen de mi vocación marítima.

    ResponderEliminar