miércoles, 7 de marzo de 2012

B/T "AEGEAN SEA" (MAR EGEO)


AEGEAN SEA” (Mar Egeo)


 El día 3 de Diciembre de 1.992 a las 0450 el “Mar Egeo”, como se conoció popularmente en España, a este barco de triste recuerdo, embarranca en los bajos de Pta. Herminia, justo debajo de la Torre de Hércules, ocasionando la séptima catástrofe ecológica por vertidos en las costas gallegas, segunda en la Ría de La Coruña.

El “Aegean Sea” era un O.B.O, tipo de buque de construcción más cara que un petrolero y que está capacitado para transportar indistintamente hidrocarburos o sólidos a granel en sus 9 bodegas. Había sido construido en los astilleros Mitsubishi de Hiroshima en 1.973, con una eslora de 261,02 metros, 40,67 de manga y 15,93 de calado en máxima carga, tenía un Peso Muerto de 114.037 TM y propulsado por un motor de 26.100 BHP que le proporcionaban una velocidad de 17,9 nudos. De bandera griega, su tripulación la componían 14 griegos, oficiales y maestranza, y 14 subalternos filipinos. Su capitán era Constantinos Stravidis de unos 40 años de edad. En este viaje estaba embarcada también la esposa de uno de los tripulantes.
El “Aegean Sea” hacia las 0945; los tripulantes ya están siendo evacuados y puede observarse un helicóptero sobre la vertical de la escotilla de la bodega 8. (Foto de G. Suárez publicada en la revista “Marina Civil”)

A pesar de sus casi 20 años de edad, el barco no era ninguna chatarra, se encontraba en buen estado de conservación, y hoy que tanto se habla del doble casco, ya poseía un doble fondo de 2,4 metros entre el plan de los tanques y el forro exterior. Su armador era la AEGEAN SEA TRADE CORP.
El día 26 de Noviembre de 1.992, sale de Sullon Voe ( Shetland, U.K.) cargado con 79.081 TM de crudo ligero con destino a la refinería REPSOL de La Coruña a donde llega en la madrugada del día 1 de Diciembre, con instrucciones y permisos para fondear en la Ría de Ares por estar el muelle de descarga ocupado por el petrolero portugués “CERCAL”. A las 0030 queda fondeado en un lugar de 29 mts. de sonda con un calado de 13,5 mts. y a la vista del mal tiempo que se preveía, arrió 8 grilletes de cadena ( 1 grillete = 27 metros), medida que resultó acertada ya que el día 2 se desata un temporal del SW con vientos de fuerza 7/8 y rachas de fuerza 9.
El mal tiempo provoca retrasos en la descarga del “Cercal” y no es hasta las 0000 del día 3 cuando a través de la radio, el capitán recibe instrucciones de preparar la maniobra de aproximación para ir a la terminal de la refinería.
A las 0230 inicia la maniobra con viento de WSW de fuerza 4/5 y con rachas de fuerza 6 y olas de 3 metros.
Después del naufragio del Urquiola, en este mismo puerto en 1.976, el canal Norte había sido prohibido a buques con mas de 9 metros de calado, y por tanto el “Aegean Sea” navega hacia el SW con intención de una vez rebasado el bajo de las Yacentes, acceder hacia el Este por el Canal de Pta. Herminia, entre el citado bajo y la costa de la Torre de Hércules, con una anchura de unos 800 metros.
Esta maniobra que con buen tiempo o al menos buena visibilidad, no hubiera entrañado un riesgo grave, a las 0400 un intenso chubasco que redujo la visibilidad a solamente media eslora ( desde el puente no se veía ni la proa, y los radares mostraban una intensa mancha granulada en la que no se podía distinguir el perfil de la costa), acompañada de fuertes rachas de viento, en el momento crítico del cambio de rumbo de SW hacia el E, impidieron que el barco reaccionara a tiempo y metió la proa en las piedras que rodean a la Torre de Hércules.
El “Aegean Sea” unos cinco minutos antes de hacer explosión(Foto de Oscar París publicada en la revista “Marina Civil”)

A las 0450, el práctico que esperaba un poco mas adelante, junto con los remolcadores Sertosa 22 y Sertosa 25, sospecha al no ver aparecer el “Aegean Sea” y pregunta por radio al capitán, cual es su situación, a lo que este responde que,” en las rocas”. A las 0500, el práctico ya se encuentra a bordo y con los remolcadores Sertosa, 22 y 25 y también con la ayuda del remolcador de salvamento Alonso de Chaves, intentan desembarrancar el barco, pero éste se encuentra firmemente encallado y zarandeado por olas de 5 metros.
(Foto tomada desde el helicóptero de la DGMM y publicada en la revista "Marina Civil")

A las 0635, con el barco ya perdiendo hidrocarburo, se inicia por parte del Helimer Galicia, la evacuación de 6 tripulantes y la esposa, desde la escotilla de la bodega nº 9. El capitán aún tenía la esperanza de poder salvar el barco y por eso no permitió en ese momento la evacuación del resto de la tripulación.
A las 0735 un marinero del Alonso de Chaves resulta herido y a las 0750 se abanadona el intento de remolque y se continúa con la evacuación del resto de tripulantes. (Por cierto que esta evacuación fue en parte televisada en directo, pues a esas horas ya todos los medios de comunicación se encontraban en las proximidades de la Torre de Hércules).
A las 0922, mientras se izaban al helicóptero dos tripulantes y sobre la cubierta esperaban el Práctico, El Capitán, dos nadadores del helicóptero y otros 4 tripulantes, se produce una explosión y el consiguiente incendio, obligando a estos 8 a tirarse al agua de donde fueron rescatados por los remolcadores y lanchas de salvamento que estaban en la zona. En esos momentos el viento sopla con una fuerza de 8/9 y olas de 5 metros.
Un helicóptero de la Xunta de Galicia y la lancha de la Cruz Roja del Mar “Blanca Quiroga” rescatan al último grupo de tripulantes y al Práctico, que se han arrojado al mar. Bajo el helicóptero se aprecian dos personas en el agua. (Foto tomada desde el helicóptero de la DGMM y publicada en la revista “Marina Civil”) 

Durante 24 horas ardieron los 2/3 de la carga del barco, y el vertido se estima en unas 15.000 TM, que originaron una catastrófica marea negra.
El Capitán, una vez en tierra fue detenido conducido esposado ante el juez que ordenó su ingreso en prisión, de donde salió tras depositar la correspondiente fianza, se fue y, obviamente, no regresó.
En 1.996, el Juzgado de lo Penal Nº 2 de La Coruña declara al Capitán y al Práctico culpables por imprudencia temeraria y les impone a cada uno una multa de 300.000 Pts.
En 1.997 La Audiencia Provincial declaró a ambos directa y solidariamente responsables del siniestro y subsidiariamente a los propietarios del buque y al Estado Español.
Los restos del Mar Egeo, constituyeron una de las atracciones turísticas de La Coruña hasta su desmantelamiento. 
El desguace fue adjudicado a Desguaces Lema y cuando en Agosto de 1.997, la empresa quiso iniciar los trabajos de extracción se encontró que el petrolero había sido tomado por un puñado de Coruñeses agrupados en la asociación A Movida. Tras unas jornadas de negociaciones, en algún momento tensas, estos abandonaron el barco por su voluntad.
Una de las anclas se expone en la Casa de los Peces y otra en el museo Philipp Cousteau de Salinas (Asturias), cerca de Oviedo.


Foto del pecio azotado por el oleaje
Datos obtenidos de Hemeroteca de la Voz de Galicia, Artículo “El Castañazo” de Luis Jar Torre, publicado en la Revista General de la Marina en Junio de 2.004.
Revista “Marina Civil”,



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada