domingo, 18 de marzo de 2012

M/N "PEÑA CORADA"


PEÑA CORADA”
Costero construido en Camposancos
M/N Peña Corada, en Santander
El Peña Corada era un pequeño costero de madera que fue construido en los Astilleros Joaquín Castro del Pasaje en Camposancos.
Botado en el Río Miño en 1.959 su armador era la Naviera Chacartegui Arrinda, su matrícula era “2ª VI-5-205”, o sea que estaba matriculado en Vigo, aunque en algunas fuentes se dice que su puerto de matrícula era Pasajes.
El nombre le proviene de la montaña leonesa “Peña Corada”, cercana a la localidad de Cistierna en el norte de la provincia.
Su eslora era de 35,4 metros, su manga de 7,5 metros y su puntal de 3, 3.
Tenía 250 TRB y cargaba 280 Toneladas. Propulsado por un motor semi-diésel de 160 caballos.
Se dedicaba al tráfico de cabotaje nacional.
El día 7 de Noviembre de 1.966, lunes, sale de pasajes cargado con 265 Tons de cemento con destino a La Coruña.
Cuando transcurría su tercera singladura, afresca el viento del Norte, produciendo una marejadilla que va empeorando. Un tiempo que para un barco de mas envergadura podría considerarse bueno, para este pequeño patache, con una potencia de máquina reducida suponía un serio obstáculo, tanto que hallándose a la altura de San Ciprian, a seis millas del puerto lucense de Burela hubo de ponerse a la capa.
A eso de las cuatro de la madrugada del día 9, próximo a los bajos de Cangrexeiros, frente a Portocelo, un golpe de mar abrió una vía de agua en la proa, vía de agua que las bombas de achique del barco no eran suficientes para contrarrestar, por lo que el patrón decide dirigirse a Burela. Sin embargo la vía de agua no les dio tiempo y ante el inminente hundimiento y tras hacer llamadas de socorro a través de la radio y lanzar bengalas e incluso quemar colchonetas y mantas pidiendo auxilio de forma desesperada, deciden arriar los botes para proceder al abandono.
En esta operación desaparece el contramaestre, el guardés José Carrero, al destrozarse el bote contra el costado debido a la fuerte marejada.
El otro bote quedó quilla arriba al ser arriado, por lo que la tripulación debió lanzarse al agua con los chalecos salvavidas.
A las seis de la madrugada el Peña Corada se hunde y dos horas después los tripulantes son recogidos por los pesqueros Decano y José Dominguez.
Tres de los tripulantes se encontraban en estado comatoso debido a la hipotermia y fallecieron a su llegada a tierra.
El balance fue de 3 muertos, un desaparecido, el contramaestre guardés José Carrero y tres supervivientes, el patrón Serafín Mosquera Chans, de Corme, el motorista de Lekeitio y un marinero de O Barqueiro.
Tanto el ABC, como La Vanguardia y otros periódicos de cobertura nacional, así como el faro de Vigo se hicieron eco de la noticia.
Recorte del Faro de Vigo del 10-Nov-1966
Estos pequeños costeros, en su momento tuvieron una importante función de transportar entre puertos españoles pequeñas cantidades de mercancías ya que el transporte por carretera estaba muy poco desarrollado tanto por falta de vehículos como de carreteras.
Algunos de estos barcos fueron construidos en El Pasaje, y también otros frecuentaban este puerto que en su momento tenía una gran actividad.
De ellos hablaremos en otra ocasión.

Agosto 2010
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario