lunes, 28 de mayo de 2012

Vapor "CAMPO GRANDE" y el "Enrique Maynes"


VAPOR “CAMPO GRANDE” y el "Enrique Maynes"




Vapor "Campo Grande" foto de J.Antonio

Hace unos días el amigo JoséAntonio me pasó una estupenda fotografía del buque “Campo Grande”, y se supone que algún pariente cercano navegó en él.
Buscando datos, este buque resultó tener una interesante historia.
Construido como “Camerata” de 4.875 TM, en el Reino Unido, concretamente en South Shields, por  Para la Strick Line, y entregado en Mayo de 1.931.
Estuvo dedicado al tráfico entre puertos ingleses y el Mediterráneo hasta que cuando empieza la Segunda Guerra Mundial es requerido para ser gestionado por el Ministerio de Transporte de Guerra (Ministry of War Transport), dedicándose al transporte de material de guerra.


Campo Grande, fondeado en Santander

El día 8 de mayo de 1.943, cuando se encontraba fondeado en aguas de Gibraltar esperando la formación del convoy con destino Alejandría, durante un temporal duro, sufrió una fuerte explosión que ocasionó su posterior hundimiento.

Olterra en Algeciras, aparentemente abandonado

Junto con el “Camerata” se hundieron también el “Pat Harrison” y el “Marhsud”. Todos ellos por efecto de cargas explosivas retardadas colocadas en sus cascos por comandos italianos de la 10ª Flottiglia MAS, que se desplazaban en torpedos tripulados y que tenían su base secreta en el viejo petrolero “Olterra” atracado en aparente reparación en el muelle de Algeciras y que había burlado la vigilancia de los servicios de espionaje aliados.
Escotilla para los submarinistas del Olterra

Finalizada la guerra, el “Camerata” fue reflotado y amarrado en el puerto de Gibraltar siendo adquirido en 1.949 por la Compañía de Navegación y Pesca S.A. De Barcelona que lo traslada a los astilleros Bazán de San Fernando, donde se somete a una completa reconstrucción, quedando como buque mixto de carga y pasaje ( 12 confortables camarotes) y rebautizado como “Campo Grande” con matrícula de Cádiz.
Maiale (Torpedo humano)

No estuvo exenta de polémica esta reconstrucción, pues debido a su elevadísimo coste, corría el rumor de un aprovechamiento indebido por parte de un pariente cercano al General Franco que era accionista de la naviera.
En un principio y hasta la década de los sesenta se dedicó a transporte de grano desde Argentina o desde la costa Este de los EEUU. En esa época, era raro que no se quedara(por supuesto que sin permiso) en América algún tripulante, ya que había verdaderas dificultades para obtener permiso para salir del país y en especial para entrar en norteamérica.
En enero de 1.963, en el puerto de Málaga, como consecuencia de un violento temporal, rompe amarras e impacta contra el dique flotante en el que se encontraba en reparación el vapor “Enrique Maynes”.



Campo Grande impacta con dique flotante en Málaga

Otra foto del impacto
Como consecuencia del impacto, se hunde el dique y sufre serias averiás el “Enrique Maynes”, ex “Sagunto”, que curiosamente había sido construido en el mismo astillero que el “Campo Grande”.

Enrique Maynes

Vendido en 1.964 a la Naviera Suardíaz, se dedica al transporte de madera desde la Guinea. Ya muy deteriorado, navegaba a la antigua usanza, sin ningún instrumento moderno de navegación,(el único que estaba instalado a bordo era el gonio, pero estaba averiado). Gobierno a mano y compás magnético.
Cuando navegaba hacia la Guinea para tomar un nuevo cargamento de trozas de madera tropical, después de hacer consumo en Las Palmas, a unas 100 millas al Sur de dicho puerto, sufre un incendio a bordo que la tripulación no logra controlar, obligando a lanzar un S.O.S. En la madrugada del 3 de abril de 1.971.
La tripulación es recogida por el buque francés “Ancerville” quedando solamente a bordo el Capitán y el Radiotelegrafista, que resistieron a bordo durante todo el día, abandonando al final y siendo recogidos por el remolcador “Tamarán” que había salido en su auxilio desde Las Palmas.


Ancerville

Remolcador Tamarán

El “Campo Grande” se hunde el 4 de abril.

El Sagunto aún de Trasmediterránea

“Enrique Maynes”, construido como “Sagunto”, llegó a tener el honor de ser el buque mas antiguo de la flota. Construido en 1.875 fue desguazado en 1.968.
El

Sagunto, después Enrique Maynes en Melilla

En 1967, perteneciendo a la empresa naviera Ceferino Nogueira Rodríguez y cumplidos 92 años de vida marinera, fue sometido a una extraña reforma en el puerto de Málaga. Se le prolongó su ya alta chimenea, en su proa se le emplazó un mascarón y un botalón y sus palos fueron alargados con un mastelero. El palo proel fue revestido de velas cruzadas y el mesana de velas de cuchillo y convertido en bergantín-goleta, mientras en amuras y aletas figuraba el falso nombre de "Batavia Queen". Con esta silueta y al mando del capitán Mario Simal Torres (también director de la mencionada empresa),  fue protagonista en el rodaje de la película “Krakatoa. Al Este de Java” en aguas de Málaga. 


Fue liberado de su "atrezzo" en Marín, siendo regalado su mascarón de proa a una iglesia cercana.
En verano del referido año se volvió a las costas de Mallorca y estuvo en Palma, amarrado en el Dique del Oeste, por última vez.



Carteles de la película


Fuentes:
J.A.Rodriguez Portela
Escobén de J.L. Torregrosa
Trasmeships
John Readhead & Sons Ltd.
Revista General de la Marina
Andimar

Ignacio Saa
Mayo 2012

3 comentarios:

  1. me gustaria tener mas informacion del campo grande cuando iba a la guinea puesto que el contramaestre (Servando Garcia Alvarez, "VARON) es el abuelo de mi esposa

    ResponderEliminar
  2. Poco conozco de la vida como maderero del Campo Grande, aunque sé que uno de sus tripulantes era de Camposancos (A Guarda-Pontevedra), pues la primera notici que tuve sobre el barco fue una foto encontrada en la casa de algún pariente del citado tripulante, aunque nadie supo decirme con exactitud de quien se trataba. A partir de ahí, el resto lo fui sacando de diversas publicaciones y de la red. Entre las fuentes está la página Escobén de J.L Torregrosa de donde extraigo el comentario que allí se publica hecho por un tripulante del buque.

    Es una lástima que el comentario sobre el "Campo Grande" omite su apasionante historia transcurrida entre su reconstrucción en Cádiz y su hundimiento, ya que es muy ilustrativa de los años de la postguerra española. Yo navegué en él, como Alumno de Náutica entre 1962 y 1964 y escuché historias muy interesantes de su Capitán D.José Faner, fallecido hace un par de años, sin duda el mejor profesional de la mar que he conocido.

    La reconstrucción del "Camerata" inglés tras su reflotamiento se efectuó como buque mixto de carga y pasaje, con una docena de lujosos camarotes de pasajeros y un suntuoso salón. Se decía que absorbió cuantiosas cantidades del Crédito Naval de los años 1946 o 1947, a lo que no seria ajeno que entre sus accionistas,según "vox pópuli" estuviese el hermano de Franco, D.Nicolás.

    Creo que su viaje inaugural bajo su nueva bandera y nombre fue a Buenos Aires, a cargar trigo y allí desertó mas de la mitad de la tripulación huyendo de la miseria imperante aquellos años en España. De hecho, en los años 60, cuando yo navegué en el barco y casi todos los viajes eran entre puertos del este de Estados Unidos y España (siempre en el tráfico "tramp" de cereales) todavia siempre alguien desertaba o intentaba desertar.

    Cuando el barco se vendió a Naviera Suardiaz en 1964 , para dedicarlo al tráfico maderero de Guinea, era ya una ruina flotante. Parece increible, visto con la perspectiva que dan los años y la tecnología moderna, que durante mas de 15 años fuese capaz de cruzar el Atlántico Norte incansablemente, sin más equipo de navegación que el compás magnético tradicional y un radiogoniómetro averiado, en medio de terribles tormentas o nieblas impenetrables. Cuando desapareció sin dejar rastro otro vapor semejante, el "Castillo Montjuich" , nosotros navegabamos a poca distancia también hacia España, los telegrafistas de ambos buques se comunicaban cada día.

    Por cierto que me ha sorprendido que en la reseña se menciona, como radiotelegrafista del barco cuando se hundió en 1971 a D.Gregorio Diaz Herreros. Creo que debe ser un error, ya que quien se llamaba así era el anterior Capitán, natural de Águilas, que se jubiló en 1962 y fué substituido por el que hasta entonces era el 1r.Oficial, el catalán D.José Faner, antes ya citado.

    Joan M.Cortada Bover
    Capitán de la Marina Mercante

    30 DE MARZO DE 2008 19:09

    ResponderEliminar
  3. cuando el barco fue a la Guinea, los camarotes estaban hechos un desastre con las cuadernas a la vista, sin ningún revestimiento ni aislante, por lo que las duras estaciones cálidas guineanas no sólo eran insufribles por los mosquitos también por el inexorable calor al estar la chapa al vivo. Por lo que me cuenta el abuelo de mi mujer la compañia era dirigida por Fernandez Tapias (no sé si el padre o el hijo que también estaba en la directiva del Real Madrid) no se si era propietario propiamente dicho o socio de la empresa. Tambien "Varon" trabajo en barcos que transportaban cereal (no sé exactamente las rutas, ni si fue en el "Campogrande", "Riba de mar", "Pola de Somiedo", "Pola de Lena" o otros), estuvo en Noruega y en Canadá, Detroit (en canada y detroit iban a buscar la chatarra de la compañia automovilistica Ford, mercancía que llamaban Tourny o turny, que no sé si era el nombre del puerto o la mercancia debido a las barreras lingüisticas de la época que seguramente tendría que haber entre españoles y americanos, de las singladuras a Detroit y Canada, crearon leyenda (leyenda cierta y contrastada, vaya) de Servando ("VAron") pues apostó un mes de permiso con el capitán (no sé si sería el oficial catalán que usted me cita anteriormente) (tras independizarse Guinea e ir de Guinea a Canada para comenzar otra etapa) a que iba de Guinea a Canada en proa fuera de la habilitación tan solo vistiendo una camiseta de tirantes, apuesta que por su puesto ganó...al parecer al llegar a las esclusas de los Grandes Lagos la gente le tiraba jerseys pensando que no tenía con que abrigarse y es que estaban a temperaturas de -20 grados Celsius.
    Pero lo que es el mito regional de este hombre ya estaba alimentado por el hecho de que las singladuras a Guinea las hizo sin tomar quinina ni medicacion ninguna para la malaria ni el paludismo asi como las pastillas que les daban (creo que para temas de potabilidad del agua y la disentería), este hombre nunca cayo enfermo, ni sufrio insolaciones, nada de nada, trabajaba como una salvaje sin dormir durante semanas y nunca mostró signos de debilidad o cansancio.

    ResponderEliminar